• Lucas ValFrani

Está bien no estar bien.

Suena mi teléfono... - Noviembre 2016 -


- Alo...

- Hola, Lucas?

L: Siii...?

Y: Cómo te va? Mi nombre es Yanet. Te llamo porque mi amiga Anita me dijo que tal vez podías colaborar con nosotros.

L: Hola Yanet! Cómo estás? Si, Anita me comentó algo. Decime, cómo los puedo ayudar?

Y: Te sigo desde hace un tiempo en las redes y veo que movés bastante gente. Estoy armando un evento a beneficio de la ONG "Help Argentina" y el comedor "Somos tu voz", que ayuda a niños que trabajan en la calle y quisiera saber si estarías dispuesto a donar una charla, para convocar más personas al evento.

L: Por supuesto! Y sobre todo si es relacionado con niños. Contame más...

Y: Mi amiga me dijo que aceptarías con gusto, pero yo no le creí. Es más, te confieso que pensaba que eras un chanta*. (Risas nerviosas). Siempre miraba tus videos y pensaba: Será cierto lo que dice este pibe!? Hasta el otro día, cuando ella me habló súper bien de vos y me contó lo mucho que la ayudaste! Y bueno, me convenció de llamarte...


*Chanta en la jerga Argentina, significa que presume tener algo, especialmente una capacidad, un conocimiento o un poder, que en realidad no posee.


Esa conversación inicial quedó como una divertida anécdota y acepté, feliz, donar esa charla al evento organizado por Yanet, a quien quiero mucho y admiro por esos maravillosos eventos que sigue realizando cada año en Weston, Florida, cada vez con mayor éxito.

Para mí el secreto de su éxito, radica en el gesto de dar sin esperar nada a cambio. Gente que trabaja duro para ayudar a otros que se encuentran en situaciones menos favorables. Personas que se comprometen a dar lo mejor de sí, solo por el hecho de DAR.


Nunca imaginé a donde me conduciría esa charla. Lee hasta el final y entérate, pero de momento te digo que a mí personalmente, muchas de las cosas más maravillosas que me han ocurrido en la vida, tuvieron su origen, justamente, en el ayudar, en dar sin esperar nada a cambio, algo que considero una cualidad de los líderes.


Líderes como Leo Piccioli, a quien entrevisté luego de 3 años, en mi programa "Todo Es Perfecto".


EH?! Pará Lucas, no entiendo nada. Qué tiene que ver la charla, con ayudar, dar sin esperar nada a cambio y tu programa de radio 3 años después? Y quién es Leo Piccioli?


Te cuento...


Luego de aquella charla, publiqué una foto en mis redes. De todos los comentarios y "Me Gusta" que recibí, hubo uno que llamó mi atención. Simplemente ponía: "Interesante!" (Puedes verlo en la foto, le hice un pantallazo y te la adjunto aquí).


Interesante! Comentó Leo Piccioli en mi Instagram @LucasValFrani

A mí me gusta analizar mis redes sociales y mis seguidores, lo considero parte de mi trabajo. Asi que me metí a ver quién era el autor de ese comentario y fué ahí, donde conocí a través de Instagram, al señor Leo Piccioli, quien hace un tiempo se volvió muy popular tras publicar un artículo en LinkedIn llamado: "Porqué dejo un puesto soñado en una compañía genial". (Al final te comparto el link). Y en ese momento pensé: "Qué interesante sería hablar con este tipo!".


Nunca imaginé que se concretaría 3 años más tarde, con un montón de personas escuchándonos, a través de un video en vivo de Instagram, en mi programa de radio! Por empezar, porque en aquel momento, no existían los videos en vivo de Instagram y tampoco tenía programa de radio!


Pero el Universo siempre escucha...evidentemente lo pedí con tantas fuerzas, que se manifestó. El Domingo pasado se concretó la charla/entrevista con este gran líder, que es Lic. en Economía, escritor, conferencista y ex Vice Presidente de la famosa marca "Staples". Sí! La que vende los artículos de oficina...incluído el papel de fax! Ja! (Chiste interno: esto último surge a partir de un comentario en la entrevista. Si te la perdiste en vivo, puedes buscarla en mi canal de YouTube. Ah, casi lo olvido. Mi editor está de vacaciones... Bueno, tendrás que esperar a que él regrese para que edite el video y lo suba a mi canal de YouTube. Tranquilo, llega este fin de semana ;-)

Vinz Taiki es quien nos edita cada programa y seguramente en alguna publicación te hablaré de esa maravillosa persona que también dá sin esperar nada a cambio, pero ahora sigamos con el relato).


Leo Piccioli, quien se denomina "ex-nerd y economista", se especializa en liderazgo y management disruptivo. En la actualidad, se dedica a ayudar a líderes a liderar mejor :-) Lo hace a través de sus charlas, conferencias y publicaciones. Y también con su ejemplo. Por qué lo digo? Cuando nos habló de su libro: "Soy solo", nos dijo: "Lo pueden encontrar gratis en Spotify, porque mi objetivo es ayudar, no es vender libros".

Me gustaría agregar que, en la página web de su libro, la cual les comparto al final, hay una sección de precios y uno de esos apartados dice "Libro GRATIS: para periodistas, docentes y gente que no puede pagarlo", con lo cual, me muestra que es un verdadero líder, que ayuda y que dá, sin esperar nada a cambio.


Cuando anuncié la entrevista, dije que nos hablaría de liderazgo dentro y fuera de las empresas, porque hay dos cosas que le he escuchado remarcar en varias entrevistas: 1) Como buen economista, confiesa que usa las matemáticas en todo momento. Y 2) la importancia de la vulnerabilidad. Tal es así que, en vivo, recordó su divertido (pero vergonzoso) episodio con Mirtha Legrand, famosa conductora de televisión Argentina, durante la entrega de premios donde lo nombraron "Dirigente del año". Eso quedó registrado por todas las cámaras...y está vigente hasta el día de hoy en YouTube!


Pero volviendo al tema de mostrarnos vulnerables, hay una frase suya que a mí me gusta mucho: "Mostrarse vulnerable es disruptivo en esta sociedad".

Algo con lo cual, no solo estoy de acuerdo sino que además, practico constantemente! De hecho, compartir pedacitos de mi vida a través de las redes sociales cada día o semanalmente con éstas publicaciones, es abrir mi corazón, es mostrarme humano y vulnerable. Y lejos de darme miedo, siento que me empodera. Te recomiendo que lo pruebes tú también y te comparto un ejemplo de un momento en donde la vulnerabilidad, me empoderó.


En la primer emisión de "Todo Es Perfecto", conté, sollozando, un episodio que me había marcado profundamente: la partida inesperada de un gran amigo. Y lo hice a propósito. Por dos razones... una, quería dedicarle esa emisión a Darío, un angelito que ahora me cuida desde el cielo. Y dos: sabía que, mostrarme vulnerable desde el día uno, me daría más fuerzas y no tendría barreras. Además, mostrarme tal y como soy, me aseguraría que sólo llegarían a mí, las personas que verdaderamente resonaran con mi mensaje.


Es que soy de la idea que nuestro peor enemigo está frente al espejo y, convertirlo en nuestro aliado, depende solo de nosotros mismos. Sabía que al tomar esa determinación, me llevaría a mirar a mi ego de frente y darle la orden directa de: "Calláte la boca, acá mando yo". Si lograba ganar esa batalla, si conseguía mostrarme vulnerable frente a miles de personas en mi primer emisión, si a pesar de los nervios, miedos, ansiedad y todo lo que implica inaugurar un programa de radio propio, sin haber hecho radio antes, era capaz de abrir mi corazón y permitir que las personas conozcan mi parte humana, sabía que luego, solo me quedaría disfrutar.


Y así fué. A partir de aquel momento, solo disfruté más y más. Ya había mostrado mi parte más sensible, más humana. Me habían visto triste, llorando y dolido por la partida de un ser querido. Como dije en mi primer artículo: Antes que nada, ser humano. Por lo que me sentí empoderado al hacerlo. Me sentí valiente y capaz de rugir cada Domingo a través de ese micrófono.


El mostrarme sensible, vulnerable y humano, hace que muchas personas se sientan identificadas y por ende eso me permite conectar fácilmente con las emociones de las personas en las sesiones privadas o grupales y ayudarlas con su propio proceso. Además, cuando los otros ya han visto esa parte tuya y luego te ven reír y disfrutar, saben que eres genuino, que te has ganado cada una de tus alegrías porque conoces el amargo sabor de las tristezas.


No soy economista como mi invitado, pero sí me encanta ayudar y me siento bien cuando doy sin esperar nada a cambio. Tampoco uso mucho las matemáticas pero según mis cálculos, me ha ido bastante bien al ayudar, dar sin esperar nada a cambio y mostrarme vulnerable.


Asi que hoy tengo una doble invitación para ti. Quiero invitarte a ser un líder genuino, que ayuda y que dá sin esperar nada a cambio. También, te invito a mostrarte vulnerable aunque te cueste. Ah, dicho sea de paso, a la charla de aquel día la llamé "Está bien no estar bien". En la misma, invitaba a los presentes a abrirse, mostrarse vulnerables y pedir ayuda cuando no se sintieran bien sin saber que, a raíz de ese evento, uno de los presentes me introduciría al Consulado Argentino en Miami, lugar donde un tiempo después, tuve el inmenso honor de brindar una charla. (Y mientras repaso estas líneas, me emociono de haberlo conseguido).


En la foto, estoy con el Señor Marcelo Giusto, Cónsul General de la República Argentina en Nueva York, luego de mi charla en el Consulado Argentino en Miami.


Gracias, Gracias, Gracias!


Un abrazo,

Lucas.-


Recuerda visitar mi web www.lucasvalfrani.com y dejar tu comentario aquí debajo. Es muy importante para mí ya que me ayuda a crecer. Comparte si el mensaje resuena contigo y dime qué te pareció.


Aquí van los links:


Link artículo Leo Piccioli: click aquí

Libro Leo Piccioli: click aquí

Fundación Somos Tu Voz: Click aquí


Foto con el Sr Marcelo Giusto, Cónsul Gral. de Argentina en Nueva York luego de mi charla en el Consulado de Miami.

61 views

info@lucasvalfrani.com

+1 305 322 8121

volver al INICIO

©2020 BY VALFRANI ENTERPRISES